NOTICIERO…

by / Comentarios desactivados en NOTICIERO… / 35 View / mayo 13, 2014

  • Exageran y tergiversan hechos
  • Presentan a Tamaulipas como zona de guerra
  • Lo positivo de esa campaña para el Estado
  • Gobierno federal  responsable de la seguridad

 Por: HECTOR MIGUEL CHAVEZ

 H. Matamoros, Tam.- La gran campaña mediática instrumentada desde el Distrito Federal exhibiendo a Tamaulipas como un estado extremadamente inseguro y sumido en la violencia es exagerada y de mala fe pero tiene algo de positivo

          Se ha sobredimensionado.

Ha habido mala fe al presentar y comentar la información, especialmente en el caso del conductor Carlos Loret de Mola de Televisa. Es evidente su intención de crear una imagen catastrófica.

Este martes, presentó otro  reportaje con escenas de balaceras, como si todo el estado  fuera zona de guerra. En esos reportajes hace comentarios tremendos.

Afirma  que los niños solamente van a la escuela cuando no hay balaceras; que los ciudadanos no pueden salir a la calle libremente; en lugar de hacer fiestas hacen grupos de oración, etc.

Esto contrasta con los hechos: En Semana Santa hubo un millón de turistas en todo el Estado. Las clases se desarrollan normalmente en las escuelas, y las fiestas son cosa de todos los días, si no pregúntenle a la presidenta municipal Leticia Salazar, que en sus cinco meses de administración ha ofrecido conciertos multitudinarios como el de Joan Sebastián en el estadio con 10 mil personas; Sebastián Rulli en la playa con más de 50 mil personas; el desfile de las Fiestas Mexicanas por las principales calles de la ciudad; los conciertos con artistas cristianos y  no cristianos; la banda El Recodo en la plaza; la celebración del 10 de mayo con la Sonora Santanera en el Holiday Inn; las frecuentes obras de teatro; los juegos de futbol de tercera división,  las serenatas con la Rondalla de Saltillo, etc., etc., etc.

Esto es nada más por mencionar algunas actividades, independientemente de que los cientos de miles de trabajadores siguen laborando normalmente en las más de 300 maquiladoras en el estado, y otros en  la agricultura, el turismo, la pesca y el comercio nacional e internacional.

Sin embargo es cierto. En Tamaulipas hay inseguridad, hay miedo, hay secuestros, hay violencia, hay éxodo de empresario, ni duda cabe. En Reynosa y Tampico hay balaceras como se ha dado a conocer últimamente y hay protestas masivas como la que hubo en Tampico recientemente, pero de ninguna manera se vive un estado de guerra.

Y es que hay dos percepciones sobre lo mismo. Una es la que presentan los medios de comunicación del DF y otra es la que vive la sociedad de Tamaulipas.

Por otra parte, el control de la seguridad pública de Tamaulipas está en manos del gobierno federal desde hace casi tres años. Se firmaron convenios y las fuerzas militares, —con miles de soldados, marinos y policías federales–,  se responsabilizaron de combatir la delincuencia a lo largo y ancho de la entidad con la participación del gobierno del Estado. Cada uno tiene su compromiso específico.

Luego entonces, las críticas al gobierno estatal realmente son  contra el gobierno federal, que es el que no ha logrado éxito total o su estrategia no era la adecuada. Eso lo tiene bien claro la federación. Como que el mensaje estuviera dirigido a Los Pinos.

Por eso es que el Secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong ha respondido a esa campaña anunciando una nueva estrategia para Tamaulipas, refrenando así su compromiso.

Lo positivo de la campaña es que  llamó poderosamente la atención del poder político y la sociedad, y reactivó al gobierno federal para que, con una nueva estrategia, haga un trabajo más eficiente que el que ha venido haciendo.

Hay gran expectación en Tamaulipas y muchas partes del país por conocer esta nueva estrategia.