OPINIÓN ECONÓMICA

by / Comentarios desactivados en OPINIÓN ECONÓMICA / 2 View / mayo 27, 2020

Por: Dr. Jorge A. Lera Mejía

“RECESIÓN AGUDA ANTES DEL COVID”

Aclarando que el Coronavirus vino a afectar a la vida misma y a la economía mexicana a partir del 15 de marzo, que fue cuando las universidades privadas y algunos estados de la República decidieron adelantar las medidas de apremio, para mitigar los efectos en la salud pública de sus regiones, una semana antes que el Gobierno Federal reconociera la gravedad de la pandemia.

Hecha tal aclaración, al medir el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) la evolución del Producto  Interno Bruto (PIB) del primer trimestre del 2020, se reconoce que el verdadero impacto del Covid-19 en la economía y su PIB se verá reflejado hasta el segundo trimestre de este año, dado el cierre masivo de las empresas y universidades en todo
México.

Inegi público este martes, que la economía sufrió en el primer trimestre su peor caída en 11 años, reconociendo que gracias a un ligero crecimiento en el sector agropecuario, compensó el bajo desempeño de la industria manufacturera y los servicios, que sufrieron caídas simultáneas. Aclarando que la recesión mexicana, ya es una realidad al cumplirse cuatro trimestres consecutivos con pérdidas del PIB.

El PIB descendió un 1.2% entre enero y marzo a tasa desestacionalizada, en su cuarto trimestre consecutivo en declive, de acuerdo con cifras divulgadas por el Inegi.

Por ello, los analistas coinciden que México atraviesa por el peor comportamiento de la economía desde el segundo trimestre de 2009, a pesar de que la actividad productiva aún no resentía de lleno los estragos del Coronavirus, que hasta ahora ha dejado más de un millón de desempleo formal, cerca de dos millones de empresas con cierre temporal y 500 mil empresas en quiebra potencial. En salud más de 71 mil contagios probados y más de 7,500 decesos en el país.

El informe del Inegi muestra revisiones en todos los componentes del PIB, con lo cual las actividades agropecuarias crecieron un 1.7%, mientras que el sector servicios disminuyó un 1.2% y la actividad industrial cayó un 0.9% frente al trimestre anterior, octubre a diciembre de 2019.

Una vez reconocido que los empresarios y el propio Gobierno mexicano, comenzaron a imponer restricciones a la actividad productiva hasta finales de marzo, los analistas anticipan que el impacto principal de la pandemia se reflejará hasta el segundo trimestre, por lo que la mayoría de estimaciones prevén una caída al cierre del año 2020 entre el 6.6% que reconoce la SHCP, hasta la más probable recesión rondando al 10% este año.

A tasa interanual en cifras originales, el PIB registró una contracción del 1.4% entre enero y marzo.

Esa caída del PIB resultó en una pérdida real por 227 mil 937 millones de pesos, prácticamente lo doble que se dedica a la Pensión Universal para Adultos Mayores en un ejercicio fiscal.

Los analistas económicos calculan que por cada punto de caída del PIB, impacta directamente en cerca de 200 mil empleos formales menos. Por lo que ya se especula que si se cumple el vaticinio de una recesión del 10% en todo 2020, los empleos que se perderán en el país serán 2 millones. Rechazando la actitud triunfalista que el gobierno federal estima de creación de empleos por similares cantidades. Además, es importante reconocer, que por cada empleo formal, se perderá al menos otro informal.

Dando un estimado conservador de 4 millones de desempleados en el 2020, a lo que se deberá sumar, la estimación del CONEVAL, que anticipa que este año se incrementará en 10 millones la población en situación de pobreza patrimonial y 2 millones, en pobreza extrema.

El registro sigue a sucesivas caídas del indicador desde el segundo trimestre de 2019 (-0.2 por ciento), tercero de 2019 (-0.2) y cuarto de 2019 (-0.6). La caída en el primer trimestre de este año, umbral de la pandemia de Covid-19, sólo profundizó las cifras negativas ya acarreadas.
 
Previamente, en la información oportuna publicada por el organismo, la contracción anual se estimó en 2.4 y la que responde al trimestre inmediato anterior de 1.6 por ciento, respectivamente.

El estancamiento de la economía el año pasado, sumada a la contracción catalizada por la pandemia de Covid-19, resultan en un pérdida real de 402 mil 446 millones de pesos en la producción de la economía mexicana.