OPINIÓN ECONÓMICA

by / Comentarios desactivados en OPINIÓN ECONÓMICA / 8 View / marzo 31, 2017

Por: Dr. Jorge A. Lera Mejía

– “MIGRACIÓN, REMESAS, DESIGUALDAD Y POBREZA”
Las lineas de Investigación que aplico como profesor Investigador desde hace 5 años, tienen que ver con la Migración, Remesas, Desigualdad y Pobreza, así a partir de este año tengo el privilegio del reconocimiento Conacyt como Investigador Nacional Nivel Uno, del Sistema Nacional de Investigadores (SNI-1).
Desde esa cobertura, recibí premio de Tesis doctoral de calidad por la UAT, y beca Fonix Conacyt para realizar la misma, con lo que se han publicado hasta hoy 5 libros, 4 capítulos de libros, 8 artículos indexados y 10 ponencias en congresos nacionales e internacionales al tenor de dichos temas.
Por lo anterior, las líneas de investigación sobre Pobreza, Grupos Marginados y Desigualdad, para la especialidad y a través de mi colaboración con el Cuerpo Académico Estudios de Economía y Sociedad de la UACJS de la UAT, se hace cada vez más interesante en mi currículum.
En este tenor, cada día se presenta en nuestras evidencias investigativas, que avanza la Pobreza extrema y patrimonial en México y Tamaulipas. La prueba dura más clara, es el incremento extremo de la violencia e inseguridad, donde Tamaulipas ocupa el primer lugar.
Asimismo, nuestro estado ha crecido exponencialmente en envíos de remesas en los últimos 7 años. Recibimos 800 millones dólares promedio anual de Remesas desde 2013.
Por ello, ahora coincido plenamente con el Dr. Julio Boltvinik, que afirma desde el año 2014 que en México se registran 100 millones de pobres y no los 55 que reconoce INEGI y CONEVAL.
Significa que solo 19.5 millones de mexicanos ocupamos la clase media, que además está en vías de extinción, y solo 500 mil personas son acaudalados. Esto es la clase alta que detenta más del 60% de la riqueza.
Por ello México es uno de los 10 países con mayor desigualdad mundial, por la brecha insultante entre pobres y ricos, y bajas clases medias (T. Piketty, FCE, 2014).
Esta postura de los intelectuales como Boltvinik, que también respalda Gerardo Esquivel, provoca que el Gobierno Federal recomponga sus retos y metas presupuestales en favor de los programas sociales, dado que ahora solo reconocen 55 millones de ciudadanos en pobreza patrimonial y 10 millones en pobreza extrema.
Este cálculo oficialista solo reconoce el 45% de la población en pobreza, y el Dr. Boltvinik lo recalcula hasta el 84% de pobres.
(…) Al presentar en 2015, el documento Evolución de la pobreza y la estratificación social en México 2012-2014, aseguró que las cifras reflejan el deterioro económico del país, debido a los altos índices de desempleo y subempleo, y a la baja del poder adquisitivo de los salarios.

Boltvinik criticó el incremento de la pobreza en los primeros dos años del actual gobierno, pues explicó que hasta ahora no se ha registrado ninguna crisis económica y menos un aumento de precios de los alimentos, como sucedió en los dos anteriores sexenios y que fueron los aspectos que impulsaron al alza el número de mexicanos pobres.

El reporte –elaborado por Boltvinik y la diputada electa de Morena, Araceli Damián, en colaboración con el especialista Alejandro Marín– se basa en un método de medición integrada de la pobreza y de estratificación social.

El mecanismo de medición se basa en la suma de dos factores preponderantes: las necesidades básicas insatisfechas, en la que se agrupan temas como educación, energía, bienes durables, vivienda, salud, seguridad social, agua y drenaje. Y una medición de ingreso y tiempo, donde se calculan las oportunidades laborales para mejorar los ingresos.

Según el documento, el número de mexicanos en la pobreza no ha sido inferior a 80 millones desde 1996, justo después de la crisis económica originada en México y que fue conocida como el efecto tequila (…) Fuente: La Jornada. 22/07/2015.

Este 30 de marzo, en entrevista al Portal Sin Embargo, Boltvinik volvió a cuestionar las medidas del Inegi y CONEVAL, afirmando que las cifras que el calculó dan 100 millones de pobres en 2014. Ese es el dato absoluto y en porcentaje es el 83 por ciento de la población.
Dentro de esos hay por lo menos tres niveles de severidad de la pobreza: indigencia, pobreza intensa y pobreza moderada. Los tres tienen carencias, pero los indigentes la tienen en muchos aspectos y muy agudizadas, menos ingresos, menos educación, menor accesos a salud, condiciones de vivienda más precarias y entonces es un agraviante.
En pobreza no se puede decir si eres o no pobre, cuenta mucho qué tan pobre eres. Aquí 100 millones son pobres y 50 millones son indigentes, que es un nivel de pobreza angustiante, donde la supervivencia está jugándose a diario.

Es lo que uno ve y sabe que es pobreza, es lo que se ve en los barrios, en Chalco, por ejemplo, a las afueras de la Ciudad de México.

Con todo ello, el investigador concluye que: “Enrique Peña Nieto y su equipo actualmente trabajan en una operación de Estado con la que buscan que el PRI pueda conservar la Presidencia de la República en 2018. A través del Inegi, dice el doctor, pretenden dar el anuncio de que la pobreza se redujo y los ingresos aumentaron, aunque eso signifique el fin de la medición de la pobreza a nivel nacional”.

Planteó “que el Gobierno y el PRI tienen que mandar el mensaje de que Peña Nieto no aumentó la pobreza en el país sino que la disminuyó. Sin embargo, el doctor ha presentado sus propios cálculos de pobreza y afirma que en el país, en 2014, vivían 100.1 millones de personas en pobreza, no 55 millones, según la cifra oficial”…