Opinión Económica

by / Comentarios desactivados en Opinión Económica / 6 View / abril 3, 2017

“Manifestaciones inéditas en Victoria”

por Dr. Jorge A. Lera Mejia 

El desarrollo económico de Tamaulipas es basado por medio de sus autores y actores. No se puede concebir este, con la sola presencia del llamado inversionista extranjero.

Desde los tiempos de gobierno estatal de Enrique Cárdenas González (1975-1980), Emilio Martínez Manautou (1981-1986) y Américo Villarreal Guerra (1987-1992) se dio un fuerte auge de infraestructura básica, petroquímicas, el campo y las empresas maquiladoras en Tamaulipas.

El puerto industrial de Altamira se desarrolla en esos primeros años, con el apoyo de Luis Echeverría Álvarez, además de carreteras y un inusitado apoyo al campo de básicos.

Américo Villarreal sigue imprimiendo apoyos del campo disparados por Cárdenas y además remonta la infraestructura de parques industriales en la frontera, dándose un fuerte crecimiento de maquiladoras en Reynosa y Matamoros.

Posteriormente Manuel Cavazos (1993-1998) retoma las maquiladoras y las lleva al centro y sur del estado, además de impulsar fuerte el segundo tiempo de desarrollo petroquimico secundario, ampliando los despegues de resinas y altas resinas, ampliando la petroquimica en nuevos procesos y nuevas empresas, como la alemana BASF.

Los puentes fronterizos se duplican y se consolida en la Primer etapa del sexenio las maquilas, hasta que empieza la crisis de empresas textiles, dando al traste a ese tipo de maquiladoras, las cuales terminan cerrando en el llamado corredor textil del centro y sur de Tamaulipas.

Con los siguientes dos sexenios se reinventa la maquila del sector partes y autopartes automotriz y el Eléctrico electrónico.

Pero el campo inicia un fuerte declive en estos últimos Tres sexenios (Yarrington, Hernández y Torre), además que a las empresas Pymes se empieza su abandono tanto estatal como bancario.

Así en Tamaulipas, se nos deja desde entonces a la deriva y a la sola dependencia de las maquilas del norte y petroquímicas del sur. El campo del centro del estado sobrevive tanto en básicos (maíz, sorgo, soya y cártamo), la ganadería intensiva y extensiva, la pesca y lo forestal. Las Pymes subsisten sin ser proveedoras de las grandes maquilas y petroquímicas, las que no se eslabonan y aceptan coexistencia requerida por clusterizaciones industriales.

Sin embargo se mueven las Pymes y el Campo en el centro del estado, a su vez los sectores complementarios como comercio mayorista y minorista, transporte de carga y pasaje y los servicios. Sobreviven y son los sectores que realmente producen los empleos y el desarrollo hacia adentro, el desarrollo local.

De esa forma, Tamaulipas es la onceava economía del país, pese a sus últimos tres malos gobiernos, de alta corrupción e impunidad, pero en el espectro económico desde el tiempo de gobierno de Yarrington, aparece un tercer sector económico e informal, que amenazó el incipiente desarrollo y trastocó la Economía auto sustentable.

Nos referimos a los grupos criminales, y junto con ellos, las llamadas cuotas de alta violencia y derechos de piso entre los diversos grupos.

Así hoy la Economía Tamaulipeca, coexiste entre lo formal, informal y las cuotas de protección. Este subdesarrollo ha llegado al punto de implosión y de anarquía. Ahora los micro empresarios de la industria, comercio, transporte, servicios y del campo se enfrenta en pagar o cerrar. Sin dejar de ser presionados por Hacienda Federal y Estatal, que parecen no reconocer el problema.

De esta forma, además de los problemas que vivimos los tamaulipecos del Gasolinazo, Gasazo, Tarifazos eléctricos, y demás cobros inflacionarios como la devaluación del peso y pérdida del poder adquisitivo del salario mínimo.

Ahora este lunes, la mayoría de las rutas de transporte público de esta capital, se manifestaron y marcharon en caravana por los cuatro frentes cardinales y durante muchas calles en Ciudad Victoria, provocando un verdadero caos vial y dejando de dar el urgente servicio de ciudadanos, amas de casa y estudiantes. Esto entre las 12 a las 14 horas.

En sus comunicados y anuncios por medio de los cristales de los microbuses, se lucían frases de consigna tales como “Sr. Gobernador, basta de pago de piso”, “alto a la inseguridad”, “aumento de tarifas de transporte”, entre otras.

En esencia protestaron porque afirman estar cansados de pagar tributo a grupos diferentes, sin menoscabo de pagos tributarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Estas manifestaciones son inéditas en el centro del estado, amenazan de reproducirse en otros sectores económicos afectados, es una muestra de hartazgo, seguramente se invitará al gobierno federal a encontrar juntos una solución integral, ya que este problema se reproduce en la mayor parte del país…