OPINIÓN ECONÓMICA

by / Comentarios desactivados en OPINIÓN ECONÓMICA / 24 View / abril 24, 2014

#LeyTelecom, #EPNvsInternet y #LeyTelevisa2
Por: Jorge Alfredo Lera Mejía

En los tiempos de regímenes panistas, se conoció como Ley Televisa a una serie de modificaciones a la Ley Federal de Telecomunicaciones (LFT) y Ley Federal de Radio y Televisión (LFRT) de México, publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 11 de abril de 2006.

La controvertida ley fue aprobada en marzo de 2006, por el pleno de la Cámara de Diputados prácticamente por unanimidad, en un lapso de 7 minutos y sin lectura previa, algo insólito en la historia de México.

La ley fue confirmada por el Senado, “sin cambiarle una coma”, durante el último año de la presidencia de Vicente Fox y poco antes de las elecciones generales de 2006. Vicente Fox pudo haber vetado la ley por los señalamientos hechos por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes contra la ley, pero decidió publicarla, haciendo que entrara en vigor a partir del 11 de abril del mismo año. Para ello Fox pretextó la democracia que imperó en las cámaras en su aprobación.

En su oportunidad, se afirmó que la iniciativa de reforma en materia de telecomunicaciones, presentada el 10 de marzo de 2013 por el presidente Enrique Peña Nieto, tiene como antecedente la “Ley Televisa”, que en 2006 desató un “choque” legislativo que derivó en su invalidación en el año 2007. La polémica por esta legislación se debió a los señalamientos de que beneficiaba a los consorcios de la TV, Televisa y TV Azteca.

Ahora, bajo un régimen priísta se están legislando las leyes secundarias de la recientemente aprobada reforma de Telecomunicaciones, bajo una serie de cuestionamientos hacia adentro y hacia afuera de los contenidos de dichas iniciativas, estas iniciativas la denominan #LeyTelevisa2 ó #LeyTelecom.

Desde las discusiones de la aprobada Reforma, el Senador panista Javier Corral aseguró que “La Reforma a Telecomunicaciones no afectará en nada el poder sustancial que tiene TELEVISA, porque su concentración no está siendo delimitada; Así mismo advirtió que el surgimiento de dos nuevas cadenas de TV tampoco hace mella a la concentración de TELEVISA.

Para Javier Corral, la iniciativa de leyes secundarias en telecomunicaciones que envió el presidente Enrique Peña Nieto al Senado y los intereses implicados en la misma, constituyen la “segunda temporada” de la Ley Televisa, en referencia a un nuevo cabildeo de la televisora en el Congreso, parecido al que hizo en 2005-2006 para beneficiarse de una serie de modificaciones a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Ley Federal de Radio y Televisión, publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 11 de abril de 2006.

Asimismo, los analistas dicen que podría ser más fácil para una empresa TELEVISA para entrar en el negocio de la telefonía de SLIM a la televisión; apego espectador a espectáculos populares es más fácil mandar que la lealtad a una compañía de teléfono.

El mismo Slim reclamó que el proyecto de reforma constitucional para telecomunicaciones lo afectaba más a él que a Grupo TELEVISA, de Emilio Azcárraga Jean, el pilar del otro monopolio en televisión abierta y restringida en México, con quien sostiene una guerra abierta desde 2011.

Se comenta que Emilio Azcárraga (TELEVISA) y Ricardo Salinas (AZTECA), junto a otros magnates, se beneficiarán de los jugosos nuevos negocios que se crearían a raíz de la reforma. No fue coincidencia que el mismo día en que se presentó la iniciativa se haya desechado en tribunales la impugnación de la fusión TELEVISA-IUSACELL.

Las leyes secundarias pretenden democratizar el espectro pero sin entrar a revisar el tema de los contenidos, lo cual dejaría incompleto cualquier esfuerzo por abrir más opciones para el espectador, en el tema de la radio y televisión. Así, todo parece indicar se le abrirá la presencia a TELEVISA.

Al final TELEVISA seguirá siendo preponderante y podrá imponer a la autoridad reguladora muchas decisiones en su ámbito de actuación. ¿Por qué no se reduce ese porcentaje de concentración a 20% o 30%? Porque no se quiere combatir efectivamente la concentración empresarial.

Complicándose las cosas, el martes el senador panista Javier Lozano, lanzó su propio proyecto de leyes secundarias, a lo cual ayer la periodista Carmen Aristegui le preguntó al senador del PAN, si participó en la redacción de la iniciativa de leyes en telecomunicaciones y radiodifusión, que Enrique Peña Nieto envió al Congreso, lo que negó el panista. “Absolutamente falso”, dijo. Sobre cómo se elaboró el proyecto de dictamen, el panista rechazó que él solo haya redactado un documento que ya se discute en el Senado.

Otro tema de debate, se destaca por los señalamientos que las leyes secundarias pretenden acotar la libertad de expresión y de uso del internet y las redes sociales, lo que provocó fuertes manifestaciones de twitteros el día de ayer: #EPNvsInternet, #LeyTelecom y #contraelsilencioMX.

Alrededor de 4 mil manifestantes marcharon contra la propuesta de ley secundaria en materia de telecomunicaciones, en particular lo que tiene que ver con Internet y los peligros para la libertad, ya que acusan, compromete la neutralidad de la red, otorga facultades a la Secretaría de Gobernación para controlar contenidos y prevé restricciones a la señal de internet en eventos masivos.

Estos debates solo son la antesala de la verdadera batalla que se prepara en las cámaras de diputados y senadores, ante las iniciativas de leyes secundarias que se cocinan para la próxima semana en cuanto a la reforma Energética.

Ayer declaró el coordinador de los priístas en la cámara de diputados, Manlio Fabio Beltrones, que serán necesarios uno a varios periodos extraordinarios de las cámaras, pero que las leyes saldrán publicadas antes del verano de este año.

Los intereses de los poderes fácticos seguramente saldrán avante en las discusiones y aprobaciones de las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones y energética. No por nada, esta semana se distinguió a director de PEMEX Emilio Lozoya, como el ejecutivo del año en materia de empresas energéticas. Hace algunos meses lo mismo se realizó en la persona del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, nombrándolo el ministro de Hacienda del año.