OPINIÓN ECONÓMICA

by / Comentarios desactivados en OPINIÓN ECONÓMICA / 18 View / mayo 6, 2019

Por: Dr. Jorge A. Lera Mejía

“Dr. Kydland, Premio Nobel de Economía 2004” 

Motivado por la celebración de nuestro pasado Congreso Nacional de Economistas (2018), entre los importantes eventos, se tuvo la presencia del Premio Nobel de Economía 2004. Me permito resumir aquí un extracto de su visita al Museo MIDE, redactado por la Directora del mismo, Silvia Singer:

[…] El pasado 22 de marzo de 2018, en el MIDE, Museo Interactivo de Economía, tuvimos el honor y el privilegio de recibir en las instalaciones al Dr. Finn E. Kydland, premio Nobel de Economía 2004, por sus contribuciones al conocimiento de la macroeconomía dinámica, junto con un grupo 
de economistas perteneciente a la Federación 
Nacional de Economistas. 

La visita se llevó a cabo en el marco del XXII Congreso Nacional de Economistas. Recibir al Dr. Kydland fue muy emotivo para todos en el MIDE, poder recorrer las exhibiciones en su compañía y mostrarle nuestro trabajo de 
interpretación y divulgación de la economía ha 
sido un privilegio.

Para nuestra institución es de suma relevancia 
haber contado con la presencia de un pensador, un economista, un académico y sin lugar a 
dudas, una de las mentes más privilegiadas en 
el ámbito económico, cuya aportación ha sido 
fundamental para entender cómo se mueve 
nuestro mundo, la coherencia temporal de la 
política económica y las fuerzas impulsoras 
detrás de los ciclos económicos.

Entusiasmados por la visita del Dr. Kydland, el 
equipo creativo del Museo, quienes diseñan, 
evalúan, comunican y organizan la extensión 
educativa, lo fuimos acompañando por las 
diferentes exhibiciones que conforman la oferta del Museo. Estábamos muy emocionados de 
poderle mostrar al Dr. Kydland nuestro trabajo.

“Somos todos economistas” afirmó el Dr. Kydland, al saber que no se trataba de economistas sino de especialistas en comunicación de la economía, de especialistas en museos, de especialistas en divulgación y en educación, quedó sorprendido de cómo hemos traducido contenidos que para muchas personas pueden ser difíciles o lejanos, en ejemplos cercanos a su vida cotidiana.

Siempre sencillo y afable y después de haber tenido un largo día de trabajo, el doctor Kydland comentaba con sorpresa ante la sencillez lograda al comunicar los principios básicos de la economía; le gustó en especial la sección que introduce al simulador del mercado y luego la experiencia de diálogo en torno al movimiento de la economía.

Reconoció la habilidad del MIDE y le sorprendió la manera creativa en la que nos comunicamos con los públicos para enseñar los conceptos más abstractos de la manera más simple y asequible.

Es interesante cómo él mismo se sorprendía con la naturaleza de los juegos y en diversas ocasiones insistió en comentarme “¡esto es fantástico!, ¡esto es muy divertido!, ¿de verdad la economía es tan divertida?”.

Y así, poco a poco fuimos entablando una 
conversación en donde pudimos explicarle paso a paso cómo es que logramos el contacto con 
nuestros visitantes, cómo los involucramos en 
pensar en términos económicos y cómo, junto 
con ellos, podemos reflexionar acerca de nuestra vida cotidiana.

Fuente: Por Silvia Singer Sochet, Directora General, MIDE. Abril 2018. Revista “Pensamiento Económico. Federación Colegios de Economistas,  A.C. PP. 62-64.