OPINIÓN ECONÓMICA

by / Comentarios desactivados en OPINIÓN ECONÓMICA / 13 View / mayo 5, 2014

“Impacta Opinión Estrategia Seguridad de Tampico”
Por: Jorge Alfredo Lera Mejía

En las últimas semanas se recrudecieron las manifestaciones de violencia e inseguridad en la zona norte y sur de Tamaulipas. En tres semanas se registraron más muertes que en el promedio de los meses de enero marzo. Esta ola de crímenes provocó incluso, que se desatara una campaña de desprestigio de algunos medios nacionales contra el Estado.

La opinión pública por medio de las redes sociales (Facebook y Twitter), también desataron una serie de manifestaciones a favor y en contra de las medidas de seguridad estatales. Las organizaciones empresariales se unificaron con el gobierno estatal y se aprobó un mayor involucramiento de los mismos en grupos consensados.

Un clamor que empezó a permear en la opinión pública estatal, de acuerdo a las experiencias sufridas en Michoacán, era pronunciarse por la figura de un Comisionado de Seguridad. En diferentes foros se advierte que cada entidad tiene sus propios problemas y formas de atención.

En Tamaulipas, principalmente el gobierno de Egidio Torre Cantú, afrontando la problemática, desde el año 2011 ha sacrificado presupuesto público de acciones sociales y obras de infraestructura, para ser destinado a apoyos para mantener más de 2 mil elementos del ejército y la marina para patrullajes en el estado,

Asimismo, se resolvió con presupuesto principalmente del estado, para la construcción de tres nuevos cuarteles en Mier, San Fernando y El Mante. No desconocemos que la problemática del crimen organizado, es responsabilidad principal del gobierno federal. Que la autoridad estatal es coadyuvante de estas acciones.

Otras medidas que se han afrontado, es la creación del mando único policial, un Instituto de Capacitación Integral de policías, la aplicación de exámenes de control y confianza y la creación de un Zar antisecuestros, que es otro flagelo que ha lastimado a la sociedad tamaulipeca.

Sin duda, en Tamaulipas nos hemos sacrificado tanto la sociedad civil, empresarios y gobierno estatal y municipal, grandes recursos y elementos económicos en aras de aminorar estas acciones de violencia e inseguridad. Los resultados son los que no tienen satisfechos a unos y otros.

Por lo anterior, y mucho por la presión de la opinión pública, este viernes para frenar la ola de violencia que afecta a la zona norte, centro y sur de Tamaulipas, el gobierno estatal anunció que en los próximos días designará a ocho coordinadores de seguridad (comisionados) regionales, responsables del replanteamiento de la estrategia de seguridad pública en la entidad.

Por lo pronto, el pasado viernes se presentó en la zona conurbada Tampico-Madero-Altamira al General de Brigada Diplomado de Estado Mayor, Miguel Amado Jiménez González, quien fue designado por el ejecutivo estatal Coordinador Regional de Seguridad para la zona sur.

El anuncio oficial estuvo a cargo del Secretario General de Gobierno, Herminio Garza Palacios, del Procurador general de Justicia en el Estado, Ismael Quintanilla, del Secretario de Seguridad Pública, Arturo Gutiérrez García y del Presidente Municipal de Tampico, Gustavo Torres Salinas.

El presidente municipal de Tampico, Gustavo Torres Salinas, señaló que este esfuerzo del Gobernador Torre es una respuesta eficaz a las demandas de los tampiqueños, “ante los lamentables acontecimientos que han atacado en lo más sensible, a lo mejor de nuestra ciudad,  y que afectan  a nuestro modo pacífico, honrado y trabajador de vivir”.

Ante empresarios, miembros de la sociedad civil y representantes de los medios de comunicación, se presentó al nuevo funcionario, en un reforzamiento de la estrategia gubernamental derivada de los acontecimientos de las últimas semanas ocurridos específicamente en la zona sur del estado.

Como opina nuestro amigo periodista Carlos Cortes García que “ …con el claro objetivo de reforzar la información como un principio para mejorar los resultados, hoy la autoridad ha dado un importante avance, con la generación de información, aunque la sociedad exige más que eso: la gente quiere resultados. Y, me parece, que la autoridad va por buen camino…”

Por otra parte, el secretario de Gobierno en Tamaulipas, Herminio Garza Palacios, informó que se invirtieron 167 millones de pesos en la instalación de 503 cámaras, 18 lectores de placas y un centro de control. Manifestó que este sistema de video vigilancia para Tampico, Madero y Altamira deberá quedar instalado para el próximo mes de julio. Agrego que se continuara en los municipios de Reynosa y Rio Bravo y posteriormente en Matamoros, Nuevo Laredo y Cd Mante.

Asimismo, ante el clamor de la sociedad civil, las organizaciones empresariales y del Alcalde de Tampico, Gustavo Torres Salinas, Herminio Garza manifestó que como parte de la estrategia de combate a las actividades ilícitas, permanecerán en el sur del estado más de 200 elementos de la Policía Federal. Los efectivos llegaron al puerto hace tres semanas para reforzar los trabajos de prevención de la seguridad, quienes trabajan en coordinación con la policía estatal, SEDENA y Secretaría de Marina.

“Acordamos con la sociedad civil para que juntos trabajemos para combatir la impunidad y estimular la denuncia ciudadana, para ello incrementaremos los mecanismos de comunicación entre sociedad y autoridad, continuando con la promoción de los números de denuncia anónima 066 y 089”, expresó.

No cabe duda que la opinión pública y los medios, cuando se pronuncian en forma organizada logran grandes avances y en una sola dirección. Hoy Tamaulipas tiene deseos sinceros de ver satisfechas las acciones de seguridad en favor de la sociedad en su conjunto.

Estamos conscientes que estas acciones no son de una sola responsabilidad, son parte de medidas integrales y de inteligencia que deben ser consensadas entre la sociedad civil, autoridades de los tres órdenes de gobierno, las instancias militares y la integralidad y valores familiares. Solo así, juntos, lograremos vencer este flagelo que no es solo de los tamaulipecos, seríamos ciegos de no reconocer que este es un problema endémico de todo México…