OPINIÓN ECONÓMICA

by / Comentarios desactivados en OPINIÓN ECONÓMICA / 12 View / agosto 5, 2019

Por: Dr. Jorge A. Lera Mejía 

“POBREZA, DESIGUALDAD Y PRECARIEDAD: CONEVAL” 

Esta semana, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), publicó el reporte de 10 años de la evolución de la pobreza patrimonial y extrema en México y por estados. 

Ante el interés de los investigadores con grado SNI Conacyt de abordar este tema social, me permito hacer algunas consideraciones que serán tomadas en cuenta, en nuestras siguientes aportaciones académicas. 

Primero, debo reconocer, que de acuerdo a las nuevas metodologías de medición, se consideran además del nivel de ingresos, otros factores importantes en la ecuación, como es el acceso a servicios de educación, salud, alimentación y vivienda. 

Sin embargo, los economistas nos concentramos en el que seguimos observando como el principal factor, que es el nivel de empleo, ingresos y desigualdad económica. Por lo que aquí repaso este tema: 

CONEVAL informa en el Reporte de Evolución de la Pobreza 2008-2018, qué […] El número de personas en ‘situación de pobreza’ pasó de 49.5 a 52.4 millones de personas entre 2008 y 2018. 

El porcentaje de la población total en situación de pobreza pasó de 44.4% a 41.9% entre 2008 y 2018, lo que representa una disminución anual media de 0.24 puntos porcentuales. 

Lo anterior significa, que en términos absolutos aumentaron 2.9 millones de personas en situación de pobreza en 10 años.

En cuanto la llamada ‘pobreza extrema’, CONEVAL reporta qué […] El número de personas en ‘situación de pobreza extrema’ pasó de 12.3 a 9.3 millones de personas entre 2008 y 2018. 

El porcentaje de la población total en situación de pobreza extrema pasó de 11.0% a 7.4% entre 2008 y 2018. 

Por lo que al contrario de la pobreza patrimonial, en la pobreza extrema si hubo una disminución en números absolutos por cerca de 3 millones de personas. Se puede interpretar que siguen existiendo el mismo número de pobres en estos últimos 10 años, pero disminuyó la pobreza extrema lascerante. La pobreza que lastima al no poder al menos alimentarse.

Siguiendo con el reporte del CONEVAL, informa que la Población con ingreso inferior a la línea de pobreza y pobreza extrema por ingresos; la Población con ingreso inferior a la línea de pobreza extrema por ingresos en porcentaje fue de 16.8% en 2008, mismo nivel que se observó en 2018. 

El número de personas con un ingreso inferior a la línea de pobreza extrema por ingresos pasó de 18.7 a 21.0 millones de personas entre 2008 y 2018. 

Asimismo, la Población con ingreso inferior a la línea de pobreza por ingresos, en porcentaje, la población con un ingreso inferior a la línea de pobreza por ingresos pasó de 49.0% a 48.8% entre 2008 y 2018. 

El número de personas con un ingreso inferior a la línea de pobreza por ingresos pasó de 54.7 a 61.1 millones de personas entre 2008 y 2018. 

SITUACION DE LA POBREZA POR INGRESOS DE LOS JÓVENES DE 18 AÑOS Y MÁS: 

Los jóvenes de 18 años y más, en edad de trabajar y ser productivos (incluyendo a los NiNis que Ni Estudian Ni trabajan) aumentaron su Nivel de Pobreza por la Línea de Ingresos, tanto Patrimonial como Extrema, de 2008 a 2018 (CONEVAL, Julio 2019). 

Se puede observar de acuerdo a los datos recién publicados por el CONEVAL, que la población juvenil de 18 años y más, pasó de 30.9 a 38.2 millones entre 2008 y 2018. En números absolutos, aumentó el número de pobres jóvenes en 7.3 millones. 

Representando un 43.7% en 2008 y el 44.5% en 2018, esto es un aumento de la línea de pobreza patrimonial por ingresos cercana a un dígito (0.8%). 

En el caso de los jóvenes del mismo rango de edad, considerando la llamada ‘Población con Ingreso Inferior a la Línea de pobreza Extrema por Ingresos’ pasó a ocupar más de 2.4 millones de personas entre 2007 a 2018, al registrar un aumento de los 10 a 12.4 millones de jóvenes. Un aumento relativo de 14.1 a 14.5%, 4 décimas más (0.4%). 

En síntesis, la pobreza patrimonial y extrema de los jóvenes registró un aumento absoluto de 9.5 millones de personas en solo 10 años (2008-2018). 

Estos datos serán abordados en nuestro capítulo sobre Desigualdad y Precarización de jóvenes Millennials. 

POBREZA POR ESTADOS:

La medición de la pobreza en las entidades federativas incluye los mismos dos grandes rubros que la pobreza nacional: las carencias sociales y el ingreso.

Entre 2008 y 2018, en 24 entidades federativas se redujo el porcentaje de la población en situación de pobreza. 

Las tres entidades federativas que presentaron la mayor reducción en ese porcentaje fueron 
Aguascalientes, Hidalgo y Tlaxcala.

Las tres entidades en donde se observaron los mayores incrementos en el porcentaje de la población en situación de pobreza entre 2008 y 2018 fueron Veracruz, Oaxaca y Colima.

TAMAULIPAS: Esta entidad es de las que más disminuyó el porcentaje de pobreza en 10 años, sin embargo hay que reconocer que aún se tiene el reto de disminuir la pobreza patrimonial rural y en los suburbios de las zonas urbanas. Además que el desarrollo estatal se concentra en los polos fronterizos y la zona conurbada del sur de Tamaulipas. 

En Tamaulipas se registraban 1 millón 97 mil pobres por patrimonio en 2008, los cuales pasaron a poco más de 1 millón 287 mil en 2018. El porcentaje relativo representó del 33.8 al 35.1% en esos dos años. 

En lo relacionado a la pobreza extrema de Tamaulipas, ésta disminuyó en un porcentaje del 29%, al pasar de un total de 157.2 millones de personas en 2008, a un total de 121.8 millones en 2018. 

PRINCIPALES CONCEPTOS DE POBREZA DEL CONEVAL: 

Pobreza: Una persona se encuentra en situación de pobreza cuando tiene al menos una carencia social (en los seis indicadores de rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación) y su ingreso es insuficiente para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias. 

Pobreza extrema: Una persona se encuentra en situación de pobreza extrema cuando tiene tres o más carencias, de seis posibles, dentro del Índice de Privación Social y que, además, se encuentra por debajo de la línea de bienestar mínimo. Las personas en esta situación disponen de un ingreso tan bajo que, aun si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podría adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana. 

Pobreza moderada: Es aquella persona que siendo pobre, no es pobre extrema. La incidencia de pobreza moderada se obtiene al calcular la diferencia entre la incidencia de la población en pobreza menos la de la población en pobreza extrema. 

Pobreza multidimensional: Es la misma definición de pobreza descrita en este mismo glosario, la cual se deriva de la medición de la pobreza en México que define la Ley General de Desarrollo Social. La palabra multidimensional se refiere a que la metodología de medición de pobreza utiliza varias dimensiones o factores económicos y sociales en su concepción y definición. 

PovMap: Paquete de cómputo de acceso libre elaborado por el Banco Mundial que permite combinar la información de encuestas y de censos para generar estimaciones de pobreza por ingresos y de concentración en la distribución del ingreso para áreas pequeñas. Disponible en http://iresearch.worldbank.org/PovMap/ 

Pobreza por ingresos: Estimaciones realizadas anteriormente para la medición de la pobreza. Estas estimaciones cambiaron debido a que la Ley General de Desarrollo Social pide que la medición de la pobreza en el país se lleve a cabo con un enfoque multidimensional. La pobreza por ingresos consiste en comparar los ingresos de las personas con los valores monetarios de diferentes líneas alimentaria, capacidades y patrimonio: 

– Pobreza alimentaria: Incapacidad para obtener una canasta básica alimentaria, aun si se hiciera uso de todo el ingreso disponible en el hogar para comprar sólo los bienes de dicha canasta. 

– Pobreza de capacidades: Insuficiencia del ingreso disponible para adquirir el valor de la canasta alimentaria y efectuar los gastos necesarios en salud y educación, aun dedicando el ingreso total de los hogares nada más que para estos fines.

– Pobreza de patrimonio: Insuficiencia del ingreso disponible para adquirir la canasta alimentaria, así como realizar los gastos necesarios en salud, vestido, vivienda, transporte y educación, aunque la totalidad del ingreso del hogar fuera utilizado exclusivamente para la adquisición de estos bienes y servicios. 

Fuente de la Información CONEVAL
COMUNICADO DE PRENSA No.10 Ciudad de México, 5 de agosto de 2019: