OPINIÓN ECONÓMICA

by / Comentarios desactivados en OPINIÓN ECONÓMICA / 2 View / enero 14, 2020

Por: Dr. Jorge A. Lera Mejía 

“BALANCE ECONÓMICO 2019 Y EXPECTATIVAS AL 2020”

En un balance somero de la economía mexicana al cierre del 2019, sobresale la caída y control de la inflación anual que registró unos de los menores incrementos desde 2016, cerrando poco menos del 3% programado por el Banco de México. 
Asimismo, el tipo de cambio mantuvo estabilidad cercana a los 19 pesos por dólar en todo el año pasado.
Sin embargo, es conveniente anotar que gran parte del control de la inflación anual, fue motivada por el lado de una demanda deprimida por la constante pérdida del poder de adquisición de la población de menores recursos, que no obstante el aumento promedio superior del salario mínimo, con una tasa anual del 6.85% en 2019, el crecimiento del empleo no fue el esperado al solo tener un incremento anual menor del 1.7% en el 2019, generándose solo 342 mil nuevos empleos, mucho menos que los requerimientos de un millón 200 mil empleos que demanda la inserción de nueva fuerza de trabajo de la Población Económicamente Activa (PEA).
Este hecho provocó un aumento mayor en la tasa de desempleo, subempleo y economía informal con su respectiva pérdida de la demanda agregada doméstica. Además se le suma la perdida de confianza del consumidor. 
Por el lado de la oferta agregada, también se provocó la desaceleración de la economía y el estancamiento del Producto Interno Bruto (PIB), que terminó el año con un 0.0% de aumento. Estas dos fuerzas, caídas de la demanda y oferta agregada nos explica principalmente la causa del control inflacionario. 
Además se suma una constante pérdida de la confianza del productor que se reflejó en una menor inversión privada tanto nacional y extranjera en México en el cierre de 2019. Un factor que muestra preocupación en los especialistas, es la constante caída de la inversión en activos fijos y la pérdida de dinamismo del sector de la construcción, que representa junto la industria automotriz, un motor de la economía. 
También es notorio, la caída de los precios y la demanda de autos y camiones nuevos y usados, lo que refleja una atonía económica que no permite esperanzas de reactivación al resto de los sectores.
Lo hasta aquí citado sobre el control inflacionario, motivada principalmente por las políticas anticíclicas del Banco de México, podría interpretarse más como un mal preludio que una buena noticia. 
Por todo lo anterior, es importante también analizar los puntos finos para determinar si la inflación baja por las medidas de control monetario del banco central, o si acaso existen factores adicionales que la hagan bajar, uno de ellos, riesgoso y que nadie quisiera, es el relacionado con la desaceleración económica; una economía deprimida también genera baja inflación y en este sentido no es una buena noticia, eso ha sucedido en ocasiones anteriores en otros países, incluso hay indicios de que ha pasado en México, aunque nunca se han registrado declaraciones al respecto de las autoridades monetarias.
Ante estos escenarios, con claroscuros de la microeconomía mexicana, ahora veremos los estimados y expectativas de la misma en este año 2020, vista por los expertos. Por lo que a continuación citaré parte de lo publicado en El Milenio el día de ayer al respecto:
[…] Según los expertos, la economía mexicana empezará a acelerar su ritmo de crecimiento durante este año 2020, pero difícilmente alcanzará la expansión promedio de las últimas dos décadas de 2.1%. 
Dado que el PIB se estancó en un 0.0% en todo el 2019, nos muestra que fue el peor año desde la crisis financiera de 2009.  Por lo que para este año, los pronósticos de los analistas apuntan a un crecimiento en el país de entre 0.8 y 1.5%. Tanto el Banco de México, como organismos internacionales como el FMI, Banco Mundial y la OCDE, sus estimaciones fluctúan entre esos parámetros citados.
Para Emilio Romano, presidente de Bank of America en México (BofA), reconoce que tendremos un mejor desempeño económico, pero piensa que existen riesgos que podrían limitar la recuperación del país, entre ellos un menor dinamismo económico en Estados Unidos (EUA). 
Al respecto, el Banco de México (Banxico) advirtió que, en un ambiente de “marcada incertidumbre” existen una serie de amenazas entorno al dinamismo de la economía nacional. Entre las que enlista el banco central están un deterioro de las tensiones comerciales mundiales; que el proceso de ratificación del Tratado entre México, EU y Canadá (T-MEC) se demore más de lo esperado, y los eventuales episodios de volatilidad en los mercados financieros.  
También pone en la mira una marcada desaceleración de la economía global, principalmente en EUA, así como un deterioro adicional en la calificación de México y Petróleos Mexicanos (Pemex), y un menor gasto público.  
“Estamos anticipando esa recuperación, aunque a un ritmo más moderado de lo que se tenía previsto y con riesgos latentes”, declaró Alejandro Díaz de León, gobernador de Banxico, en noviembre durante su último informe trimestral.  
Además reconoció que México atraviesa por un “estancamiento económico”, pero estimó que en 2020 se verá una mejoría, aunque lenta. Se prevé que la recuperación económica se sentirá con mayor claridad en el segundo trimestre del año. “Por las señales que se están viendo”, dice Héctor Grisi, CEO de Santander México. Fuente: Milenio. 13/01/2020. https://www.milenio.com/especiales/como-estara-la-economia-en-mexico-este-2020