OPINIÓN ECONÓMICA

by / Comentarios desactivados en OPINIÓN ECONÓMICA / 50 View / abril 14, 2014

Por: Jorge Alfredo Lera Mejía

“MEXICANMOMENT Y TAMAHOLIPAMOMENT”

No obstante la reducción en las expectativas del crecimiento esperado para México en este 2014, que de estimarse al arranque en más del 3.5% anual del PIB, ahora se calcula que será menor o cercano al 3% según Banco de México, FMI y los distintos bancos comerciales; en México se sigue teniendo el ánimo de un “MexicanMoment”.

Lo anterior ante la situación actual del mercado internacional de capitales para obtener financiamiento externo y contar con parte de los recursos que requiere el sector público donde la SHCP aprovecha las circunstancias y en los primeros cuatro meses del año, el gobierno mexicano ha realizado tres colocaciones de bonos globales en los mercados internacionales que le han facilitado la obtención de poco más de 8,400 millones de dólares.

La coyuntura en los mercados internacionales y la favorable calificación crediticia reciente del país (Mody/Standar and Poor), también han abierto una ventana de oportunidad que las empresas pueden aprovechar en este entorno de confianza del que goza México entre los inversionistas extranjeros.

Sin embargo, las expectativas de recuperación de las principales economías del mundo, como son EUA y Europa, dan un “baje” a las expectativas de la economía mexicana. El optimismo que se mostraba hace algunos meses para México se ha frenado, al menos por el momento.

Dado que EUA y Europa no han crecido como se esperaba y que a nivel interno en los primeros meses del 2014 se registró un escenario complicado principalmente por los efectos de la reforma fiscal, diferentes GRUPOS FINANCIEROS han revisado a la baja sus pronósticos de crecimiento para el país. Sin embargo, mantienen sus proyecciones positivas para los siguientes años, una vez que, dicen, comiencen a impactar las reformas estructurales aprobadas en el 2013.

Uno de los bancos que ha revisado más ampliamente sus perspectivas a la baja es BANORTE. De 3.3% que esperaba hace unos meses, a principios de marzo la modificó hasta 2.7%. Sin embargo, para el Presidente del Consejo de Banorte, Guillermo Ortiz, tendremos un 2015 muy bueno,  pensamos que en el 2015 el crecimiento puede ser de 5%.

Otro banco importante, BANCOMER/BBVA yelpresidente del grupo Luis Robles Miaja, sigue pensando que es el momento de México “MexicanMoment” y que puede aprovecharse para emerger. Piensa que México en los próximos años va a ser un país de enormes oportunidades, probablemente las más claras que hemos tenido en la vida como nación independiente, para dar un gran paso hacia adelante y convertirnos en nación emergida.

Para grupo SANTANDER México, Marcos Martínez Gavica, presidente y director general opina que nos estamos preparando para los frutos de las reformas y del crecimiento. No lo vemos en el mes de marzo, desgraciadamente, pero lo vemos venir y el banco está preparado para tomar ese crecimiento y posicionarse muy bien. Ellos no han modificado su perspectiva de crecimiento económico para el país y lo mantiene hasta el momento en 3%.

Grupo SCOTIABANK opina que vemos que hacia el tercer y cuarto trimestres del año, sí se va a fortalecer mucho el crecimiento del PIB. “Yo diría que sí estamos en un crecimiento más bajo en el primer y segundo trimestres, pero en el tercero y cuarto vamos a estar en 3% para arriba”, refiere Troy Wright, director general del banco canadiense.

CI BANCO también redujo su expectativa de crecimiento económico de 4 a 3.6% para todo el año.Sin embargo, ha precisado que ello no significa que se deje de ser optimista sobre el futuro económico próximo de México, sino que simplemente, por lo visto hasta el momento.Otros que han modificado a la baja sus perspectivas para este año son: BANAMEX/CITI BANK, que la movió de 3.8 a 3.3%, y HSBC, cuyo cambio fue de 4.1 a 3.7%.

Para Carlos Rojo, director general ejecutivo de BANCO INTERACCIONES, México crecerá este año en niveles cercanos a 3% y coincide en que la aceleración se verá hacia el segundo semestre de este año.Dice que el país tiene un potencial de crecimiento muy importante tras la aprobación de las reformas estructurales, principalmente la energética, por lo que el repunte se dará más cuando ya hayan salido las leyes secundarias. (Comentarios tomados de Diario El Economista).

El común denominador que podemos observar en las distintas opiniones de los directivos de los principales bancos que operan en México, es el ánimo de optimismo que se espera ante las reformas estructurales, como la financiera, telecomunicaciones y principalmente, la energética.

Lo subrayable ahora, es poder interpretar los acuerdos que en lo “clarito y lo oscurito” se lleguen a arreglar entre las principales fuerzas políticas de centro y de derecha, como es el PRI y PAN, que ya anuncian que se llegará a períodos extraordinarios para acordar lo concerniente a las leyes secundarias de la reforma energética y de telecomunicaciones.

El PRD de entrada ha declarado que se opondrá a las propuestas de leyes secundarias que emanarán del poder ejecutivo, en particular del Presidente Enrique Peña Nieto, manifestando su postura a que la reforma energética debe pasar por una gran consulta popular.

Tamaulipas espera con gran interés que estos acuerdos lleguen de una u otra manera, ya que es una entidad que apuesta grande a los beneficios de corto y mediano plazo que se contraerá con dichas reformas.

Los avances en la construcción del nuevo Puerto Matamoros y las anunciadas inversiones que se vendrán para las perforaciones en los pozos petroleros de aguas profundas frente a costas de Matamoros, tiene a las autoridades estatales y a los empresarios de la localidad atentos para ver si se vienen beneficios directos e indirectos ante la necesaria proveeduría que se vendrá.

Si a una entidad le urge un serio despegue económico, es a nuestro estado de Tamaulipas que busca con un respiro en su economía seguir disminuyendo las anteriores cifras de desempleo y amortiguar las amenazas de la inseguridad pública, que ya rebasa más de tres años de estar golpeando a la sociedad tamaulipeca.

Por lo anterior, esperamos con interés que el “MexicanMoment” sea benéfico para que se refleje en un paralelo “TamaholipaMoment”, para que se recuperen las micro, pequeñas y medianas empresas de Tamaulipas, el campo tamaulipeco y el clima de seguridad y desarrollo.

Para el “TamaholipaMoment”, se requiere que nuestros empresarios y universidades se sumen alas propuestas que vengan de las inversiones de PEMEX, del Gobierno Federal y Estatal para optimizar los programas y se conviertan en un verdadero “desarrollo sustentable y sostenido”.