PALACIO

by / Comentarios desactivados en PALACIO / 19 View / abril 24, 2019

Por: Mario Díaz

No funciona el “amor y paz”

-Incontenible la violencia

-Inconformidad en el norte

-Urge un manotazo

CON todo y que cinco meses no es un tiempo suficiente para calificar un gobierno ni tampoco para corregir vicios de antaño, lo cierto es que el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR es cada vez más cuestionado sobre los resultados de su responsabilidad constitucional.

El clima de violencia extrema en varias entidades de le república mexicana es la crítica más socorrida de los ciudadanos que están hartos de la impunidad con que operan los distintos grupos delictivos.

El estado de México, la ciudad de México, Veracruz, Puebla, Morelos, Guerrero, Guanajuato, Tabasco, San Luis Potosí, Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas, por ejemplo, son casos concretos en donde aún no se manifiesta la Cuarta Transformación.

La masacre en Minatitlán, Veracruz, es, sin duda, la más clara muestra de la impunidad de la delincuencia y la corrupción de los tres niveles de gobierno.

Comparado el primer trimestre del año en curso con relación al mismo período del año pasado la estadística es clara y contundente: los homicidios dolosos se incrementaron en alrededor de un diez por ciento.

Aún si la cifra hubiese sido igual o menor en un porcentaje considerable, es evidente que al gobierno lopezobradorista no le está resultando su estrategia de “amor y paz” para regresar la tranquilidad a las familias mexicanas.

En ese contexto, surge la natural duda acerca de que si la Guardia Nacional con mando militar o civil y respaldada constitucionalmente cumplirá a cabalidad su cometido.

Desde esa perspectiva, es cuestionable si ese ente que se encargará de brindar seguridad a los ciudadanos aztecas estará en condiciones de eliminar a los cárteles de la droga con tan solo no aceptar sobornos en atención a la nueva política sexenal.

Desde otro ángulo, sería el uso de fuerza letal lo que, en consecuencia, significaría la continuidad de la guerra que inició el exmandatario FELIPE CALDERÓN HINOJOSA, al sacar de sus cuarteles a soldados y marinos.

Otra corriente crítica cuestiona a LÓPEZ OBRADOR con los pobres resultados en sus promesas de campaña que tienen que ver con la zona libre, la disminución del IVA al 8 por ciento y el abaratamiento del precio de la gasolina en la frontera norte.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT), la Dirección General de Aduanas y Petróleos Mexicanos (PEMEX) en nada han contribuido para aterrizar lo prometido en campaña.

Como si lo anterior no fuera suficiente para generar inconformidad en la frontera con los Estados Unidos de Norteamérica, el caos provocado por el endurecimiento de la política migratoria del tío Sam, lo mismo afecta a los residentes desde Matamoros a Tijuana que a las empresas manufactureras que forman parte del motor económico.

El gobierno yanqui considera que la política mexicana en materia migratoria no está actuando de manera correcta, por lo que continúa el paso de caravanas, principalmente de ciudadanos centroamericanos, en busca del “sueño americano”.

El problema para la causa lopezobradorista es que llegará un momento en que el estandarte del fin de la corrupción no será suficiente para el proyecto de una verdadera transformación del país.

Cierto, muy cierto. Los grandes cambios no se dan de la noche a la mañana ni tampoco los viejos vicios se eliminan en algunos meses.

Sin embargo, a juzgar por el clima de violencia en gran parte del territorio mexicano y la inconformidad en la franja norte fronteriza, es más que necesario un manotazo en el escritorio o bien un giro brusco en el timón de la barca.

P. D.- Pasado mañana en punto de las 12 horas se llevará a cabo la Asamblea General Ordinaria del Club Primera Plana a desarrollarse en su edificio social en la ciudad de México. Los licenciados en periodismo JOSÉ LUIS URIBE ORTEGA, presidente, y JOSUÉ BEULTSPACHER HUIZAR, tesorero, habrán de rendir sus respectivos informes de actividades. Su dedicación y esfuerzo muy seguramente será respaldado con la aprobación y aplauso de sus representados.

Y hasta la próxima.