PALACIO

by / Comentarios desactivados en PALACIO / 9 View / septiembre 4, 2019

Por: Mario Díaz

 Ojo, mucho ojo, morenistas

-AMLO podría cambiar de nombre a Morena

-Fisuras en el casco de la nave guinda

-Generosa aprobación a López Obrador

QUIENES se disputan el liderazgo nacional de Morena deberían actuar con cautela y atender   la advertencia del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR de renunciar al partido que lo llevó al Poder y formar otro.

El tabasqueño sabe, bien que sabe, que la Cuarta Transformación tiene sus cimientos en su persona y que Morena fue solo el vehículo que lo trasladó en la competencia electoral que dio paso al primer régimen de izquierda.

Si bien es cierto que actualmente el Movimiento de Regeneración Nacional es la corriente partidista del momento, al desplazar al PRI y al PAN, también es cierto que su supremacía la debe a quien ahora reside en el Palacio Nacional.

Desde otra perspectiva, al menos hasta ahora, Morena necesita de su fundador y no precisamente lo contrario, por lo que no debe tomarse como una bravuconada la advertencia de quien encabeza el gobierno de la 4T.

A nueve meses de mandato constitucional, LÓPEZ OBRADOR, de acuerdo a encuestas, mantiene una generosa aprobación, lo que, en consecuencia, lo transforma en un mandatario bastante fortalecido con todo y la falta de aterrizaje de algunas promesas de campaña.

La lucha interna morenista por el control político en ambas Cámaras del Congreso de la Unión y de la propia dirigencia nacional ha provocado fisuras en el casco de la nave guinda.

Independientemente de que, al menos en teoría, decidió retirarse del partido para gobernar a todos los mexicanos, el jefe de Ejecutivo ni suda ni se acongoja por la suerte de Morena, toda vez que su sueño presidencial finalmente se concretó.

Para evitar pleitos y confrontaciones, ANDRÉS MANUEL propone el método de encuestas, para decidir liderazgos, recordando que Morena es el único partido que ofrece estatutariamente esa forma de definición interna.