PALACIO

by / Comentarios desactivados en PALACIO / 1 View / abril 22, 2020

Por: Mario Díaz

¿Ingenuidad presidencial?

-Buen deseo, pero……

-Como pedirle peras al olmo

-La “competencia” del narco

A PESAR de que se trata de un buen deseo humanitario y pacifista, resulta poco probable que los integrantes del crimen organizado acepten el ofrecimiento del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR para buscar opciones e integrarlos a la vida pública.

Asimismo, sin el menor ánimo pesimista, es como pedirle peras al olmo tan solo pensar que los sicarios al servicio de los distintos cárteles de la droga se dejen de balandronadas, amen al prójimo, ya no hagan daño y que piensen en sus familias y en sus madres.

Lo anterior viene a colación por la postura del Jefe del Ejecutivo Federal respecto al reparto de despensas alimenticias por parte de distintos grupos delictivos que se dedican al tráfico de enervantes y otras actividades ilícitas.

Las redes sociales dieron cuenta de la distribución de cajas con víveres por parte de individuos armados hasta los dientes, quienes cumplían las instrucciones de los líderes delincuenciales.

Cabe señalar que tal actividad de apoyo a clases marginadas no es ninguna novedad en el territorio nacional, como tampoco la entrega de juguetes en navidad o Día del Niño. Lo que sí resulta novedoso y grave a la vez, es que el pasado domingo se registraron 105 homicidios dolosos y, al día siguiente, 114.

Es objetivo precisar que, el porcentaje mayor de la mortal cifra, corresponde a ejecuciones derivadas de las guerras internas entre los diferentes cárteles de la droga que se disputan las codiciadas plazas en la geografía mexicana.

De ahí que, evidentemente, la política presidencial en materia de combate al crimen organizado no se caracteriza por ser la más apropiada. Es decir, el amor al prójimo y opciones para integrar a los delincuentes a la vida pública, no proyectan ninguna posibilidad de éxito.

No es faltar a la realidad que el gobierno de la Cuarta Transformación ha sido incapaz para acabar con la corrupción e impunidad del crimen organizado. Por el contrario, tal parece que los grupos se fortalecen a pesar de la creación de la Guardia Nacional.

Podría ser que el Jefe de la Nación haya logrado erradicar la corrupción en el gabinete presidencial, pero es innegable que tal práctica nociva prevalece en los mandos medios federales o en los gobiernos estatales y municipales, a juzgar por la capacidad de movilización de los grupos armados en las plazas que controlan.

Cuestión de analizar el desplazamiento impune de caravanas de sicarios repartiendo despensas en colonias periféricas o comunidades ejidales en los estados de Tamaulipas, Veracruz, Michoacán y Sinaloa, por citar algunos ejemplos.

Algunos diarios, como El Financiero, destacaron en sus portadas la nota respectiva que expone la “competencia” entre narcos en plena contingencia sanitaria provocada por el Covid-19.

Desde otro ángulo, la política lopezobradorista que utiliza el “fuchi”, “el guácala” o el “amor y paz” como medios para enfrentar al narco, no está generando los resultados que esperan ansiosos millones de mexicanos.

Pero….¿usted qué opina?

DESDE EL BALCÓN:

Un panorama muy sombrío vislumbra el secretario de Salud del estado de México, GABRIEL O SHEA CUEVAS, una vez que inicie la fase tres de la epidemia del coronavirus, en el mes de mayo.

El galeno estima que en el Valle de México se contabilizarán 85 mil 500 contagiados, de los cuales 8 mil 447 requerirán de hospitalización, y 3 mil 600 de cuidados intensivos.

Lo que necesariamente obliga a reflexionar sobre la importancia de mantener el aislamiento social, como recurso primordial para detener el contagio del coronavirus.

En Matamoros, Tamaulipas, el incremento de personas infectadas tiene su origen en la resistencia ciudadana para atender la recomendación de la autoridad sanitaria.

Siempre será mejor prevenir, que lamentar.

Y hasta la próxima.