PALACIO

by / Comentarios desactivados en PALACIO / 1 View / junio 19, 2020

Por: Mario Díaz

¿”Cierren las puertas…..”?

-Energía limpia, manzana de la discordia

-Se van al “topón”, Presidente y gobernadores

-Tan simple como actualizar las reglas de juego

SIN pasar por alto la relevancia noticiosa del secuestro del General de Brigada de la SEDENA y el asesinato de un Juez Federal y su esposa, el impuesto que pretenden cobrar algunos gobernadores a la Comisión Federal de Electricidad es un tema que acapara reflectores mediáticos.

La pugna que se ha desatado por el control de la generación de energía limpia entre mandatarios estatales y el gobierno federal viene a agravar el entorno social y político, ya de por si enrarecido por el coronavirus y la violencia extrema.

ENRIQUE ALFARO RAMÍREZ, gobernador de Jalisco, anunció que presentará una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación por el acuerdo de la Secretaría de Energía que pretende regular la generación de energía eólica y térmica. El Congreso jalisciense analiza el cobro de un impuesto a la CFE.

MARTÍN OROZCO, Jefe del Ejecutivo Estatal en Aguascalientes, se sumó a la iniciativa de ALFARO y también presentará una controversia constitucional, evidenciando su inconformidad en esa materia con la Cuarta Transformación.

FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, mandatario en Tamaulipas, envió al Congreso Local una iniciativa que pretende establecer un impuesto equivalente a 3 Unidades de Medida Actualizadas (UMAS) por cada tonelada de Bióxido de Carbono emitida por la CFE en la producción de energía mediante el uso de combustóleo.

Por supuesto que tanto Federación como estados tienen sus respectivos puntos de vista y criterios, relativos a la necesidad de producir energía limpia como lo requieren los tiempos modernos y el cuidado del medio ambiente.

Ni el tlatoani ni los virreyes están en contra de la generación de energía eólica y térmica, lo que, al menos, es un común denominador dentro de la polarización del tema.

El nudo de la madeja es el control de la producción y, desde luego, los millonarios dividendos económicos que trae consigo esa actividad que aprovecha el viento y la luz solar.

Otra arista tiene que ver con la seguridad nacional, toda vez que empresas extranjeras producen y venden energía a la CFE en proporciones bastante considerables. Solo Iberdrola México, de capital español, produce 8 mil 500 megavatios a través de 15 centrales de ciclo combinado.

Lo que el gobierno de la Cuarta Transformación pretende es regular la producción y compraventa de energía limpia. Actualmente, las empresas extranjeras son las “ganonas” en ese negocio por la corrupción de gobiernos federales anteriores y, por supuesto, con la complicidad de los estatales.

Cuestión de analizar la corrupción federal y estatal en la empresa cervecera Constellation Brands que amagaba con dejar sin agua potable a las ciudades norteñas de Baja California.

Nadie en su sano juicio puede poner en tela de duda las ventajas de la generación de energía sin lastimar el medio ambiente con la producción de gases venenosos. El problema es que los beneficios no se reflejan en los recibos de cobro de los usuarios de ese necesario servicio.

Tan simple que presidente, gobernadores y empresarios integren una mesa de trabajo y se actualicen las reglas del juego. De otra manera, las controversias constitucionales, los amparos, la paralización de inversión de capital extranjero y la contaminación del medio ambiente, irán de la mano del coronavirus y la violencia que se padecen a lo largo y ancho del territorio nacional.

Claro, claro, claro. Resulta imposible pasar por alto que a escasos 80 días iniciará formalmente el proceso eleccionario que tendrá como premio principal la mayoría en la Cámara Federal de Diputados, 15 gubernaturas.

Así que, todo el ruido que se haga en distintos frentes y temas entre gobiernos estatales opositores y la 4T, muy seguramente estarán ligados al posicionamiento político, previo a la competencia eleccionaria.

DESDE EL BALCÓN:

No cesa la crisis económica en los medios de comunicación, lo que obliga a la renovación, innovación, cambio de directrices y, por supuesto, adelgazamiento nominal.

Luego de casi diez años al frente de la Dirección de Noticias en Libertas-Radio en H. Matamoros, NORBERTO LACARRIERE LEZAMA, anunció el fin de ciclo.

Tras agradecer a la familia RENTERÍA, propietaria de la empresa, el comunicador externó que “sabrán sortear los duros tiempos por los que todo mundo atraviesa”.

Dos medios impresos se suman a la “pandemia de la comunicación”. El más reciente, Expreso, eliminó la edición impresa; mientras que el de mayor antigüedad, El Bravo, decidió mover su rotativa solo cuatro veces a la semana.

Ni hablar.

Y hasta la próxima.