PARÁMETROS

by / Comentarios desactivados en PARÁMETROS / 13 View / mayo 6, 2014

Por: Juan Edy Pintor

“La Medusa”

Eran los tiempos del entonces gobernador Manuel Cavazos Lerma.

Fue cuando el mismo ex gobernador lanzó la siguiente sentencia:

-“Mire usted, señora. Le voy a requerir que evite hacer política por el resto de mi sexenio”.

La historia de este mismo personaje de la vida política cotidiana de los últimos tres lustros en Tamaulipas, se asemeja a la historia de la mitología griega de “La Medusa”.

Medusa era un monstruo ctónico-femenino, que seducía y convertía en piedra a aquellos que la miraban fijamente a los ojos. Fue decapitada por Perseo, quien después usó su cabeza como arma.

El personaje que hoy nos ocupa es el equivalente al anterior para los políticos tamaulipecos en el poder federal o estatal. Es una política dedicada al engatusamiento, el engaño y el sortilegio. Representa dentro de su generación a esta primitiva sub-especie autóctona

Fue en la llegada del gobierno de Tomás Yarrington cuando como la espuma, se llegó a entronizar en el poder de la manipulación política sobre el entonces gobernador; esto, debido al narcisismo, los grandes problemas de personalidad y las ansias desmedidas de poder que siempre caracterizaron a Yarrington.

La seducción al pre candidato presidencial-del “Tamaulipas te quiero con una nueva historia”-funcionó, y a diferencia que con Manuel Cavazos,  le fue bien.  Muy bien.

Tan bien le fue, que el propio Yarrington la propuso como Coordinadora General de Campaña del candidato a Gobernador Eugenio Hernández Flores.

A Eugenio Hernández Flores, también lo engaño. Eugenio tenía grandes proyectos para el inteligente, brillante y resplandeciente entonces Secretario de Finanzas, José Manuel Asaad Montelongo; el propósito de un inicio, era ponerlo en el primer lugar de las candidaturas a la senaduría en el proceso 2006, esto para efectos de que fuera también por la vía plurinominal (que fuera bien “cincho”). Pero ella susurró al oído del gobernador Hernández Flores, que el siempre Güero Assad, de cualquier manera llegaría al escaño, pues lo convenció que confiara en ella; que la votación presidencial lo arrastraría.

Geño cayó en la seducción de Medusa y la vio a los ojos.  La historia: ella llegó y al güero empinó.
Ya como senadora, se convirtió en parte del grupo político de Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa Patrón y Marco Antonio  Bernal. La miraron a los ojos y de un malabarismo, del escaño brincó al curul; actualmente pronto terminará su legislatura.

Hoy la desesperación y ambición la hicieron tomar decisiones que le costarán la factura de la decadencia.

Actualmente sin escrúpulos utiliza y se juega el todo por el todo. Utiliza a su propia sangre y de ésta, su mucho regular o casi nada futuro político, para seguir surfeando en el mar político tamaulipeco. Está decidida a todo por el poder.

Trató de encantar y trajo a Manlio Fabio y Marco Antonio Bernal y venderlos.

Quiso cautivar a los operadores tamaulipecos pero éstos, se pusieron muy truchas y descubrieron la intriga, descubrieron la trampa y las intenciones de embelesamiento.

Los hombres del poder, desenmascararon la emboscada y, hoy trabajan al paso y en total coordinación política y ejecutante del supremo comandante de las fuerzas armadas de México.

De la mano de la operación quirúrgica del Presidente de la República.

Sacaron el espejo, y evitaron caer en el sortilegio, la mirada y la seducción.

Lograron evadir los ritos y los conjuros con los que se pretende desvelar el futuro de Tamaulipas, invocando a los más que muertos trucos políticos.

Lograron re direccionar y desactivar a tiempo,  la maléfica influencia y el control hechicero.

Difuminaron los efectos del aquelarre de la mítica medusa.

Muchas gracias y hasta pronto…