TIEMPOS DE GUERRA

by / Comentarios desactivados en TIEMPOS DE GUERRA / 16 View / abril 27, 2017

Por: Chano Rangel

– La Carta de un alcalde saliente, a un entrante.

Nunca pero nunca, por la cabeza de un gobernante entrante, llamase alcalde o gobernador, inclusive presidente de la república, pasa el hecho de salir odiado o aborrecido por sus gobernados. Eso temas no se ven cuando el poder está en la cúspide.

Será que el poder no cambia a la gente, solo le quita la máscara, así reza un viejo adagio, y razón de sobra hay para creer y decir que no hay mas razón mas cierta que esa, muchos se han perdido en el mundo de la avaricia y el poder. Que al final los deja más solos, sin amigos y sin poder mirar a los ojos, sobre todo a aquellos, que un día depositaron su confianza en ellos.

El pueblo puede ser pequeño, mediano o una gran ciudad, un estado como Colima, Nayarit, Tamaulipas, o inclusive Puebla, Estado de México o la misma ciudad de México, el territorio no importa, el poder y la ambición, se da en todo los extractos de la vida política y económica del mundo entero; sobre todo cuando la preparación de sus líderes es exógena.

Para no ir tan lejos, le escribo esta pequeña historia:

A quien corresponda:

Estimado amigo presidente electo de la ciudad.

Recibe un cordial saludo y mis más amplias felicitaciones por tu triunfo obtenido en las elecciones del mes pasado, no hay mayor alegría para un partido político, que el triunfo de sus abanderados.

Me es grato decirte, que es un privilegio gobernar esta gran ciudad, aunque pequeño el pueblo, la grandeza de su gente, es lo que hace ser un privilegiado, nacer y crecer en esta tierra. Salúdame y felicítame a tu gran equipo de trabajo, hombre y mujeres valerosos todos.

Han sido 3 años de esfuerzos, de luchar con la falta de recursos, porque déjame decirte que las demandas son muchas, que inclusive si cumpliera las que tengo en mi escritorio, a algún sector, quedaría mal, no hay recurso que alcance, ni tiempo que dure para hacer válidas cada una de las promesas de campaña.

Antes de despedirme solo quiero decirte, que, si bien es cierto que el poder es el mejor instrumento para servir a la gente, también este te hace perder el piso muchas veces, y si no tienes los cimientos sólidos, y los valores de honestidad y lealtad, será complicado mantenerte firme en tus propósitos.

Al final de cuentas, quedarse a vivir en el pueblo es mi meta, que la gente me salude y sonríe con cariño, esa será mi mejor recompensa. La   es mucha, pero mi familia y amigos, viven aquí y aquí seguiré, trabajando desde nuevas trincheras, por esta que me vio crecer, y ser lo que ahora soy.

P.D. antes de despedirme, quisiera comentarte que: También a mi me ganó la ambición muchas veces, también fui presa de la soberbia, y sobre todo de amigos falsos, que ven en el poder una oportunidad de enriquecerse. Pero al final solo quedaron los que realmente valen.

Seguiré viviendo en esta ciudad, y ya sabes donde esta mi casa, es al misma de siempre, serás bienvenido cuando así lo desees.

Contestación 4 años después:

Estimado amigo, lamento no haber tenido el tiempo de leer tu carta, pero ahora desde el penal, lo que sobra es el tiempo. Y lo que me falta son amigos como TU.

De aquello y lo demás…

Muchas y muy variadas son las problemáticas de las ciudad, Reynosa, donde la alcaldesa Maki Ortiz, lidera los esfuerzos desde hace poco menos de 7 meses, la condiciones han ido mejorando, en una ciudad, que dicho sea de paso, requiere muchos y grandes esfuerzos.

El problema de la basura y el eficaz confinamiento de los residuos sólidos, ha sido un problema constante, desde la megadeuda de Oscar Luebbert con la empresa recolectora de basura, que aún sigue como deuda pública del municipio, hasta los intentos de construir un relleno sanitario propio del municipio, pero mientras eso no pase, seguramente estos desechos se depositan en el único relleno que cumple con las normas técnicas y ambientales, en la ciudad, y propiedad de RECO.

Muy halagador, resultó el hecho, de la autorización por parte del cabildo, para la compra de 23 camiones de basura, algo que es un sentido social, de prácticamente toda la población reynosense, tanto la alcaldesa, como el primer síndico, Alfredo Castro Olguín, llegaron a acuerdos, que en corto plazo traerá beneficios a los reynosenses.

No hay mejor política, que aquella que ayuda a los ciudadanos, sin distingo de partidos políticos, y sobre todo siempre manteniendo como premisa el bien común.