Transmigrantes y migrantes participan en el Vía Crusis

by / Comentarios desactivados en Transmigrantes y migrantes participan en el Vía Crusis / 36 View / abril 7, 2019

Nuevo Laredo, Tamaulipas. Abril 07 de 2019

Hombres y mujeres procedentes de países centroamericanos, del Caribe y de  Republicas de Africa, quienes buscan el asilo político en los Estados Unidos así como como mexicanos tras el “sueño americano” se alternaron para cargar una cruz de madera.

Entre rezos, oraciones y cantos, decenas de migrantes nacionales y transmigrantes extrajeros varados en la Casa del Migrante Nazareth de Nuevo Laredo, participaron en la representación del tradicional Vía Crusis dentro de la celebración Pascual de la Iglesia Católica.

Hombres y mujeres procedentes de países centroamericanos, del Caribe y de  Republicas de Africa, quienes buscan el asilo político en los Estados Unidos así como como mexicanos tras el “sueño americano” se alternaron para cargar una cruz de madera.

El recorrido del Vía Crusis inició en las inmediaciones del puente internacional Puerta a las Américas, recorrió la avenida Guerrero y finalizó en la Catedral del Espíritu Santo con la celebración de una misa.

Los extranjeros actuaron en el papel de Jesucristo quien se enfrenó un largo camino cargando una cruz, recibiendo malos tratos y ayuda de otros.

El objetivo de esta actividad religiosa es un llamado a la caridad y justicia para que los migrantes sean respetados y valorados como personas, ya que aseguran, se ha perdido el humanismo en el mundo.

Uno de los sacerdotes que encabezó el ritual dijo que”en la actualidad el dolor y el sufrimiento golpea duramente a grandes masas de empobrecidos, dolor físico y dolor espiritual. En los excluidos y empobrecidos que buscan emigrar se repite el camino de la cruz. Con ellos Jesús sigue caminando, èl se hace vida en el sufrimiento y el calvario de miles de personas que caminan con sueños e ilusiones de buscar una vida mejor”.  

Actualmente en Nuevo Laredo hay más de mil extranjeros transmigrantes, migrantes mexicanos en busca de un mejor nivel de vida en la Unión Americana y de mexicanos deportados de la Unión Americana.

Las Casas del Migrante Nazarerth y AMAR se encuentran al 300 por ciento de su capacidad.

El Albergue Municipal también da techo y comida a los extranjeros que todos los días llegan a esta parte de la frontera.

En los últimos cinco años en la franja norte de México han perdido la vida miles de migrantes, ahogados en el río Bravo, en zonas desérticas, por enfermedad, sed y hambre así como en accidentes automovilísticos y ferroviarios.